Bait Lepletot es un lugar donde, día a día, se salvan vidas preciosas.

Tú también puedes extender tu mano y salvar a una niña.

Nuestro programa de patrocinio te convierte en socio patrocinador de una niña de Bait Lepletot. Tu cuota mensual ayudará a cubrir todas sus necesidades de: alimento, albergue, educación, entrenamiento profesional y gastos extras u otras necesidades según las metas que ella irá alcanzando.

Algunos sponsors mantienen una relación constante con “su” niña; enviándole obsequios y visitándola en ocasiones. Otros le envían una afectiva carta por su cumpleaños. No importa qué clase de relación exista, cada sponsor le provee a “su” niña un increíble regalo: saber que el mundo allí afuera es un lugar bueno, con gente cálida y afectiva a quien le importa de ella.

Lee sobre lo que algunos de nuestros sponsors tienen para decir:

Andrew Levine, sponsor de Tzipora desde el año 2003

“Mi esposa y yo tenemos una continua relación con Tzipora; nuestra niña adoptiva en Bait Lepletot. ¡Debo reconocer que eso ha enriquecido nuestras vidas tanto como nosotros hemos enriquecido la de ella!”

Marca Ludwig, sponsor de Feigui, Ayélet y Tami desde el año 2009.

“He estado patrocinando a tres niñas de Bait Lepletot hace ya seis años, pero nunca pensé demasiado en ellas. Hace unos meses, en el transcurso de un paseo a Israel, me invitaron a visitar a las niñas, y quedé realmente impresionado de verlas. Son niñas amorosas, alegres, florecientes, y claro está que este es un hogar realmente cálido y afectivo para su buen desarrollo. Estoy sumamente orgullosa de tener mi pequeña parte en el éxito de estas niñas maravillosas”.

 

Avigdor Lieber, sponsor de Lea desde el año 2001

“Recientemente hemos casado a “nuestra” niña y debo reconocer que fue una de las ocasiones más emocionantes de nuestra vida”.

 

Marsha M., sponsor de Revital desde el año 2004

“Como socia patrocinadora de Bait Lepletot hace ya varios años, me encantó poder visitar personalmente el orfanato en mi viaje reciente a Israel. Me quedará por siempre grabado en la memoria como una valorable y alentadora experiencia”.

 

Lee sobre lo que algunas de nuestras niñas opinan:

Orit H., 8 años de edad, patrocinada por la familia Rosen de Canadá

“Fue tan inspirante poder conocer por fin a Rajel, una mujer agradable de los Estados Unidos que me adoptó como compañera en Bait Lepletot y me envió muchos regalos. Cuando ella llegó aquí, casi me largué a llorar de emoción, por conocer a la persona que invirtió tanto tiempo preocupándose por Bait Lepletot y tratando de hacernos más felices”.

 

Avital N., 7 años de edad, patrocinada por M. F. de Mexico City

“Nunca la vi a Masha (mi sponsor), pero me encanta imaginármela como si fuera mi madre. A veces ella me escribe cartas y yo le respondo. Le cuento acerca de mi rutina y mis amigas. Yo sé que a ella le importa. Ella incluso me envió un regalo para mi cumpleaños y dinero para comprar una ropa para Rosh Hashaná. ¡Me puso tan feliz!”.

 

Penina H., 23 años, patrocinada por la familia Lacks de Los Ángeles.

“Al observar mi hermoso hogar en la actualidad, pienso en toda la gente que me ayudó a realizar esta imposible realidad, y mi corazón se llena con una inmensa gratitud… Mi sponsor, en particular, tiene una parte enorme en este nuevo hogar judío que (mi marido) y yo estamos construyendo ahora. ¡No puedo ni imaginarme la cantidad de méritos que esta gente debe tener!”.