Caminando a lo largo de los pasillos color rosado y juvenilmente decorados, es casi imposible ignorar los sentimientos de afecto y satisfacción presentes en el ambiente. Las niñas son mimadas con una lujosa ropa de cama y habitaciones decoradas como en los sueños. Todo esto a fin de infundir en el lugar una sensación hogareña que las haga orgullosas de invitar a sus compañeras a “casa”.
Bait Lepletot posee tres grandes recintos ubicados en dos barrios: está el campus de la calle Sorotzkin, conocido por su nombre “Girls Town Jerusalem” y están los dos edificios en la calle Baharán. Cada uno de ellos incluye un comedor, cocina, sala de lavadero, biblioteca, sala de computación, sala de arte, sala de música, sala de juegos, un jardín y patio de recreación y… por supuesto, varias habitaciones.
Pero lo más importante es que cada campus posee su propia Em Bait, quien junto a su marido actúan como los afectivos “padre y madre” de las niñas, en tanto que las madrijot y acompañantes vigilan más de cerca al grupo más pequeño a su cargo, para asegurarse de que toda necesidad de las niñas; tanto física como emocional; sea provista de inmediato.

¡Su donación será muy apreciada!